El Tiramisú es un postre originario de Italia en los años 50.  Originalmente la receta estaba compuesta de huevos y azúcar batidos, bizcochos de soletilla mojados en café y cacao en polvo espolvoreado por encima; hasta que un cocinero desconocido tuvo la brillante idea de agregar queso mascarpone a la mezcla, convirtiéndose así en uno de sus ingredientes principales.

¡En una tarde de domingo, sorprende a quienes más quieres con este sencillo y delicioso postre!

Ingredientes para 5 personas

2 claras de huevo

4 yemas

100 gr. de azúcar

400 gr. de queso mascarpone

200 gr. de bizcochos de soletilla

175 ml. café

200 gr. de chocolate negro

Cacao en polvo para espolvorear

Molde rectangular de 25cm x 15cm

 

Preparación

  1. Preparar 250 ml del café que más nos guste, dejaremos enfriar y guardar.
  2. Batir las claras a punto de nieve (espuma de color blanco).
  3. En un bol separado, batir las yemas conjuntamente con el azúcar, y cuando se obtenga una crema con consistencia suave añadir el queso mascarpone poco a poco y seguir batiendo. A continuación, agregar las claras batidas a punto de nieve y mezclar todo bien hasta conseguir la crema de mascarpone.
  4. En una taza colocar el café y agregar un poco de brandy/amaretto, remojar los bizcochos de soletilla en esta mezcla e irlas colocando en el molde rectangular cubriendo toda la superficie.
  5. Cubrir la capa de bizcochos con la crema mascarpone.
  6. Espolvorear con chocolate negro rallado
  7. Repetir el mismo proceso de montado tantas veces de acuerdo a las capas deseadas.
  8. Enfriar en la refrigeradora por mínimo cinco horas (se recomienda de un día a otro).
  9. Al servir, espolvorear cacao en polvo por arriba. Si se desea, decorar con sirope de chocolate.
  10. A disfrutar!

Post relacionado

Deja un comentario