El Ing. Daniel Pelegrina es de nacionalidad Argentina y ha participado en numerosos congresos, simposios, cursos, etc., tanto en su país como en otros.

Asumió el cargo de Presidente de la FEPALE desde noviembre de 2016, luego de haber ejercido su labor como Vicepresidente dentro de la misma institución. En los 25 años de la Federación, es la primera vez que un representante argentino está al frente.

En esta ocasión Daniel visitó Ecuador para participar en el 3er Encuentro Panamericano de Jóvenes Lecheros, donde hemos tenido la oportunidad de conversar varios temas de interés en el ámbito de la lechería.

A continuación la entrevista realizada:

 

¿Qué percepción tiene de la industria de los lácteos en Latinoamérica?

Creo que es una industria que tiene mucho futuro por delante. Tenemos un continente con un consumo realmente importante, hay países que necesitan más leche que la que incluso producen, esto da la oportunidad a otros países que producen más de lo que consumen en compartir el producto.

Existen sectores industriales que uno los ve con aliento y entusiasmo a invertir y hacerse tecnológicamente modernos.

 

¿Qué dificultades ha tenido que enfrentar la industria en los últimos años? ¿Cómo se han sobrellevado estos desafíos?

Dependiendo de los países, cada uno es un mundo. Básicamente el contexto político donde éstos se han movido, influye directamente en las cadenas de valor lácteos. Hay países donde no ha existido un marco institucional o ambiente de negocios para que las empresas se desarrollen y ahí vemos que la producción ha permanecido estática; sin embargo, la necesidad creciente del consumo de leche entre las poblaciones, ha favorecido a las industrias que se han visto forzadas a abastecer esta demanda.

 

¿De qué manera observa usted a la industria lechera en el Ecuador con relación a otros países de la región?

Esta es mi tercera vez en Ecuador; sin embargo, la percepción que tengo es que ha sido uno de los países que más ha progresado, vemos productores entusiasmados intentando realmente perfeccionarse, mejorar en la calidad de la leche, mejorar los sistemas productivos, la genética de tus vacas, entre otras cualidades.

 

¿Qué temáticas se van a dar en el 3er Encuentro Panamericano de Jóvenes Lecheros? ¿Cuál es su finalidad?

Nosotros como FEPALE desde hace años vemos con preocupación el futuro de la industria y de nuestros sucesores, es por eso que el 3er Congreso abarcará temas importantes como lo son: la importancia de las redes sociales y la manera de comunicarse con esta generación de jóvenes; eso es absolutamente imprescindible para poder llegar efectivamente a ellos.

Por otro lado, se tratarán temas de todo lo que tiene que ver con la empresa y la sucesión dentro de la empresa, es decir, los renuevos generacionales dentro de la misma.

 

¿Qué ha realizado FEPALE dentro de las redes sociales para llegar a los jóvenes?

Hace varios años que FEPALE viene trabajando con capacitaciones a distancia las cuales son una manera eficiente y moderna de generar capacidades en la gente; otra gran apuesta que ya viene funcionando hace tiempo es la campaña de ‘Sí a la leche!’, de ésta manera se espera llegar a jóvenes, mediante contenido avalado de investigaciones y datos científicos que desmienten los ataques que la leche ha recibido como producto.

 

¿Qué retos pueden enfrentar los jóvenes que desarrollen la industria de lácteos en el futuro?

Un reto fundamental es que existen campañas en contra de las proteínas animales y eso hay que revertirlo. Desde FEPALE se ha realizado un intenso trabajo en demostrar los beneficios de la leche para todas las etapas de la vida, como lo es principalmente en la niñez y la tercera edad.

Otro desafío es que la región tendrá que alimentar muchas más bocas, esto debido a la creciente demanda que tendrá la industria lechera, para el 2050 se estima que en el mundo existan alrededor de 9.000 millones de habitantes, por lo que habrá un crecimiento en el consumo de leche.

 

¿Qué aspectos se debe reforzar en la industria lechera tanto en Ecuador como en la región?

Principalmente la integración y trabajar conjuntamente para que cada uno de los que participen en las cadenas de valor obtenga lo que merece por su trabajo, por su inversión de capital y su esfuerzo. Que no hayan privilegiados es difícil, pero es un desafío que lo tenemos que lograr, porque si a todos nos va bien realmente ahí vamos a poder cumplir con esta meta de abastecer el mundo.

 

¿Algún mensaje que quiera dejar a los jóvenes a los cuales se quiere llegar con este encuentro?

Que realmente están en el mejor escenario posible como productores o industrializadores de este sector tan dinámico, que tengan el objetivo siempre de saber cuál es nuestro trabajo y de todas estas cadenas que alimentan un mundo especial, sobre todo el mundo de los niños, de los niños pequeños donde la base de su alimentación para muchos países está en el consumo día a día de la leche.

Post relacionado

Deja un comentario