Las empanadas de viento son un plato tradicional ecuatoriano que se caracteriza por su relleno de queso fresco con un espolvoreado de azúcar. Esta combinación agridulce hace de la empanada de viento un platillo único y muy delicioso. Su sabor distintivo las hace perfectas para acompañarlas con un jugo frutal por las mañanas o un café en la tarde.

Empanadas de viento hay tantas como huecas en el país, y cada uno tiene sus preferencias a la hora de comerlas: gigantes, más dulces, con poco queso… Pero, ¿qué pasa si no conseguimos que este clásico ecuatoriano nos quede como las empanadas de la abuela?

Presentamos a continuación una receta infalible para sorprender a los que dudaban de tus capacidades culinarias:

 

Ingredientes– 12 a 15 empanadas medianas

  • 3 tazas de harina
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 113 gr de mantequilla
  • 1 cucharada de azúcar
  • 2/3 de taza de agua
  • 2 ½ tazas de queso fresco rallado
  • ½ taza de azúcar para espolvorear
  • Aceite para freír

Preparación:

  1. Para la masa se debe mezclar la harina con el polvo de hornear, la mantequilla, el azúcar y el agua fría y remover hasta que tenga una consistencia suave
  2. Dejar reposar por 30 minutos
  3. Partir en pequeños trozos formando bolitas

4. Estirar cada una de estas bolitas con un rodillo y rellenarlas con el queso fresco rallado

5. Cierra la bolita de masa con el queso adentro; se puede hacer con las yemas de los dedos presionando suavemente o con un tenedor

6. Fríe las empanadas en aceite a 170 grados centígrados, aproximadamente 1 minuto por lado, hasta que estén doradas

7. Coloca las empanadas en papel absorbente para deshacerse del aceite extra

8. Espolvorea con el azúcar

9.Ahora solo queda la mejor parte: servirlas y probar el pedacito de tradición que creaste con tus propias manos.

Post relacionado

Deja un comentario