Latinoamérica, columna vertebral de la proteína animal

Septiembre 20, 2017

La base de la salud humana es una nutrición de calidad a partir de una dieta balanceada; los alimentos de origen animal son el eje fundamental de nuestra nutrición, puesto que significan una fuente abundante de todos los aminoácidos esenciales, los que permiten al organismo desarrollar diversas funciones vitales: construcción de estructuras óseas y musculares, absorción de hierro y zinc y, lo más importante, permitir que alcancemos el máximo potencial en nuestro desarrollo físico y cognitivo. Por este motivo, se debe asegurar que nuestra sociedad cuente con alimento suficiente y de calidad, en especial de proteína de origen animal, apostando por el desarrollo de las personas y su futuro.

Con la visión de consolidar a Latinoamérica como la principal fuente de proteína animal mundial, el Consejo Latinoamericano de Proteína Animal (COLAPA) busca “Nutrir al mundo de forma sostenible, mediante la difusión de los beneficios y la necesidad del consumo de proteína animal”, así como “producir más alimentos de forma eficiente”.

COLAPA está integrado por 39 organizaciones y empresas de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Uruguay, Costa Rica, Panamá y Estados Unidos, que participan en la cadena productiva de Proteína Animal del continente.

COLAPA ofrece información con sustento científico que permite a los consumidores enriquecer su toma de decisiones en alimentación luego de conocer todas las bondades de la Proteína Animal. A continuación presentamos algunos conceptos y criterios clave dentro de la Nutrición de Calidad:

IMPORTANCIA DE LA NUTRICIÓN EN EL SER HUMANO

Los especialistas establecen que la nutrición es el proceso biológico en el que el organismo obtiene los nutrientes necesarios para el funcionamiento, mantenimiento y crecimiento del cuerpo. La evaluación del estado nutricional de una persona o colectividad consiste en la determinación del nivel de salud y bienestar desde el punto de vista de sus hábitos alimenticios. y depende del grado en que las necesidades fisiológicas, bioquímicas y metabólicas de nutrientes están cubiertas por la ingestión de alimentos en la dieta.

Este equilibrio entre demandas y requerimientos está determinado por la edad, sexo, actividad desarrollada, situación fisiológica o patológica, educación, cultura y situación psicosocial.

DIETA BALANCEADA

La dieta adecuada es la que contiene cantidades apropiadas de todos los nutrientes para cubrir las necesidades vitales y mantener la salud de una persona o colectividad; éste debe mantener un correcto reparto entre tres macronutrientes: proteínas, hidratos de carbono y lípidos. Los objetivos dietéticos de una alimentación completa deben considerar la presencia de:

  • Proteínas
  • Hidratos de carbono
  • Grasas de origen animal y vegetal
  • Sales y minerales
  • Vitaminas

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO),  para lograr una alimentación balanceada se deben considerar los siguientes principios:

  • La alimentación debe ser suficiente en cantidad de alimentos para cubrir las necesidades energéticas y nutricionales del organismo, según sus requerimientos: edad, sexo, talla, peso, actividad física.
  • Debe ser completa; es decir, contener todos los nutrientes para ofrecer al ser humano las sustancias que integran sus tejidos.
  • Los alimentos deben guardar una proporción apropiada entre sí, lo cual significa que deben aportar las cantidades de nutrientes necesarios para el adecuado funcionamiento del organismo.
  • Inocua: que su consumo no implique riesgos, que no haga daño. El alimento debe estar higiénicamente preparado y libre de contaminantes químicos, bacteriológicos y físicos.
  • Se debe procurar que la dieta sea atractiva y variada; que estimule los sentidos y que evite la monotonía, incluyendo diferentes alimentos en cada comida.

LECHE Y PRODUCTOS LÁCTEOS

La leche es uno de los alimentos más completos, pues proporciona nutrientes esenciales y es una fuente de energía y alimentación de gran valor nutricional gracias a su aporte de proteínas, grasas y carbohidratos. Los lácteos son esenciales para una alimentación balanceada, pues su valor nutritivo se fundamenta en la presencia de proteínas de alta calidad, con niveles notables de calcio, que ayuda al sistema óseo, y fósforo, que limpia los riñones.

Debe destacarse que la leche es una de las mejores fuentes de calcio para el humano, ya que es fácilmente absorbido por el organismo gracias a la presencia de vitamina D, lactosa y una adecuada proporción de fósforo, combinación que no se encuentra fácilmente en otros alimentos. Una porción de leche también es fuente de otros minerales, pues aporta el 12% de la recomendación establecida para el zinc y el 33% de la recomendación de fósforo. Con respecto a vitaminas, esta misma cantidad de alimento (240 ml) la hace muy buena fuente de vitamina B12 (48%), indispensable para el sistema nervioso y vitamina A (20%), que fortalece dientes y tejidos blandos, contribuye a la salud visual y de la piel. Si deseas conocer más sobre los beneficios de la leche puedes visitar este link.

De acuerdo con la FAO, un vaso de leche proporciona a un niño de 5 años el 21% de las necesidades diarias de proteínas, el 8% de las calorías, además de micronutrientes clave, mientras que un vaso de 240 ml de leche fluida de vaca aporta 23% de las recomendaciones dietéticas diarias de calcio para un adulto mayor; cifra similar a la encontrada en una tajada de queso blanco de 30 gramos o un vaso de yogurt.

Rodrigo Gallegos Riofrio

Director Ejecutivo

CENTRO DE LA INDUSTRIA LÁCTEA – CIL

 

Fuentes:

  1. Consejo Latinoamericano de Proteína Animal, “Por una Nutrición de Calidad” Proteína Animal y Nutrición, COLAPA, 2017.
  2. Kharas, Homi, “The Emerging Middle Class in Developing Countries.” Perspectivas de Desarrollo Global, Centro de Desarrollo de la OCDE, 2010, pág. 27. Disponible en: http://www.oecd.org/dev/44457738.pdf
  3. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), “La FAO y el Post 2015”, 2015. Disponible en: http://www.fao.org/assets/infographics/FAO-Infographic-Post2015-es.pdf
  4. Organización de las Naciones Unidas (ONU), “World Population Prostpects”, pág. 1, 2015. Disponible en: http://esa.un.org/unpd/wpp/Publications/Files/Key_Findings_WPP_2015.pdf
  5. Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), “La leche en cifras”, 2015. Disponible en: http://www.fao.org/resources/infographics/infographics-details/en/c/273893/