La leche, el alimento más recomendado para niños y adolescentes.

Julio 9, 2018

Es sabido que para el recién nacido y la etapa del lactante, la leche materna es el mejor y único alimento completo desde el aspecto nutricional, inmunológico, social y económico. Por esta misma razón la Organización Mundial de la Salud recomienda lactancia materna exclusiva, esto quiere decir, sin incorporar ningún otro tipo de alimento sólido o líquido, hasta el sexto mes. Posterior a esto, con la incorporación de alimentos sólidos, promueve la extensión de la lactancia materna hasta los 2 años de edad. La evidencia respecto a los efectos de la leche materna en la salud, crecimiento y desarrollo infantil se presenta de manera rotunda y es sin lugar a duda la mejor opción de alimentación en esta etapa de la vida, independiente de la zona geográfica, realidad social o cultural.

Dicho lo anterior y considerándolo como un hecho incuestionable cuando se trata de un niño sano, se presentan consecutivamente los lácteos como alimento recomendable en la infancia y adolescencia. Estos por su parte, presentan también fuerte evidencia y ha sido ampliamente demostrado dentro de la alimentación de infantes y adolescentes, debido al contenido y principalmente, la biodisponibilidad del calcio en la leche y sus derivados. Los requerimientos diarios de este mineral son bastante elevados en estas etapas, y gracias a los lácteos es posible cumplirlos de mejor manera. La mayor biodisponibilidad significa que, en comparación con el calcio de alimentos de origen vegetal así como el que está presente en los suplementos, el calcio de origen lácteo se absorbe y se aprovecha de manera óptima por el organismo.

La Academia Americana de Pediatría, así como diversas entidades en Latinoamérica, han generado recomendaciones para el consumo de lácteos con el objetivo de cubrir el requerimiento de calcio diario. Se estableció en esta etapa de la vida un consumo adecuado de lácteos cuando se ingiere por lo menos 3 porciones diarias. Años después, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos publicó “Dietary Guidelines for Americans, 2010” donde la recomendación de 3 porciones de lácteos se mantiene. Esta recomendación se debe a diversos estudios que han asociado el consumo diario de leche con una mayor masa y densidad ósea, tanto en la niñez como en la edad adulta.

 

Fuente: Lácteos: alimentos esenciales para el ser humano. FEPALE. 2015.