LA GANADERÍA RESPONSABLE PROMUEVE EL CUIDADO DEL GANADO

Diciembre 13, 2018

La producción ganadera eficiente requiere buenas prácticas en su gestión por eso, los ganaderos cuidan y crían el ganado procurando siempre su bienestar.

La salud del ganado es uno de los aspectos más importantes dentro de la cadena de producción lechera, fundamentalmente porque permite conseguir una mayor producción de leche y garantizar su calidad, por esto los ganaderos dentro de una ganadería responsable cuidan la higiene y limpieza de sus vacas y terneros, además de su alimentación la cual debe ser balanceada y saludable, para que el ganado crezca y se desarrolle en las mejores condiciones. Además, se realizan controles veterinarios periódicamente, colocando vacunas y desparasitantes para garantizar su higiene sanitaria

Por otro lado, como otro ejemplo de acciones responsable, cuando una vaca ha sido fertilizada, se le brinda cuidados especiales, principalmente para garantizar su bienestar y el de  los terneros, los mismos que son atendidos desde el momento del parto.

En cuanto al ordeño, los ganaderos que trabajan en la industria láctea son responsables también de realizar esta actividad, que suele realizada de manera automatizada. Los ganaderos dirigen a las reses a la sala de ordeño, ajustan la maquinaria de ordeño y velan por la comodidad de las reses.

Estas acciones además de cuidar el ganado permiten aumentar la producción lechera y por supuesto, mejorar la calidad de la leche.

En la actualidad, a la ganadería responsable se le aplica con frecuencia el concepto de “Ganadería Ecológica” que es la ganadería que respeta totalmente el bienestar y la protección de los animales, en este sentido y como ejemplos de las acciones concretas, está garantizar que las vacas posean espacio suficiente para su movilidad, en espacios abiertos y que tengan acceso a agua. La ganadería responsable evita además el uso de químicos en la alimentación de las vacas, así como en el uso de fertilizantes.

Sin duda, la ganadería responsable, más allá de la toma de conciencia hacia el cuidado de los animales, es una manera ética de producción, que permite mejorar los procesos productivos, que es amigable con el medio ambiente y que propende el bienestar del ganado del cual nos alimentamos.

 

Fuentes:

  • Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación – FAO. Producción Animal. 2018
  • Organización Consumo Responsable. Ganadería responsable y ecológica. 2018