Bolón de verde

Septiembre 14, 2017

El bolón de verde es uno de los platos tradicionales más característicos de la gastronomía ecuatoriana, y se elabora con el plátano de tipo “verde”, propio de la zona de la costa, de donde es originario el bolón. Se acostumbra a comerlo por la mañana como desayuno, y existen algunas variaciones del plato: se puede rellenar con queso, chorizo o chicharrón- estos últimos son trozos de carne de cerdo fritos y crujientes similares al tocino o panceta-. En el desayuno es típico combinar este delicioso platillo con un huevo frito, ají (salsa picante) y un café con leche.

El bolón es una comida muy versátil y un excelente plato vegetariano si optan por prepararlo sólo con queso. Así que si quieres un desayuno que no olvidarás, te presentamos una receta infalible para hacer los mejores bolones con queso:

 

Ingredientes- Para 6-8 personas

4 plátanos verdes, previamente pelados y cortados en rodajas pequeñas

4 cucharadas de mantequilla

2 cucharadas de aceite de girasol

1 cucharadas de ají en polvo o chile molido

1 cucharada de comino molido

1 taza de queso fresco o mozzarella rallado, también se puede agregar chorizo cocido o chicharrones preparados

Sal al gusto

Preparación:

  1. Coloca las rodajas de plátano en una sartén con aceite hirviendo y cocínalos a temperatura media-baja por 30-40 minutos hasta que tengan una textura suave. Voltéalos constantemente para asegurarte de que estén bien cocidos

2. Una vez que los trozos estén listos, espolvoréalos con el ají el polvo o el chile molido, el comino y la sal

3. Coloca todo en un bowl y aplasta los plátanos hasta obtener una masa gruesa

4. Con la masa forma bolas del tamaño de un puño aproximadamente, aunque pueden ser de la medida que prefieras

5. Haz un hueco en cada una de las bolitas y coloca dentro el relleno de queso fresco rallado, o el que hayas elegido (puedes combinarlo con chorizo y/o chorizo)

6. Aplica algo de presión y cierra la bolita con el relleno dentro

7. Si deseas una cubierta más crujiente, calienta el aceite en un sartén a fuego alto y fríe los bolones hasta que queden crujientes y dorados

8. Y ahora sólo queda servir este delicioso plato costeño con un huevo frito y café con leche.